El peor juez de la historia

612
0

Roland Freisler, Presidente que fue del Tribunal Popular o Corte del Pueblo – Volksgerichtshof – ha pasado a la historia como ejemplo de abuso del poder judicial durante un régimen arbitrario y dictatorial. Hasta los propios nazis le despreciaban e incluso sus hijos, a su muerte, dejaron de utilizar su apellido.  

Con el único apoyo de Joseph Goebbels, el “enano cojo y diabólico” tal y como como lo definía Goering, Freisler accede a Secretario de Estado del nuevo Ministerio de Justicia, Hitler en 1.933 dictó una orden para expulsar de la Justicia a todos los funcionarios no afectos al régimen, y participa en la Conferencia de Wannsee, en la que se decide la aplicación de la "Solución Final" para el problema judío, el 20 de enero de 1.942. En agosto de 1.942 es nombrado Presidente del Tribunal Popular y, por tanto, brazo ejecutor de los nazis en el Tribunal de Justicia. Ya en febrero de 1.943, fue el encargado de dirigir los juicios contra los estudiantes de la organización disidente "Rosa Blanca" – liderada principalmente por los hermanos Hans y Sophie Scholl y por Christoph Probst – y de condenarlos a la pena de muerte, sentencia que se llevó a cabo el 22 de febrero de 1.943 en la guillotina, por orden expresa de suya.

A partir de ahí los desmanes de Freisler se acentúan, no hay que olvidar que Hitler se había convertido en politoxicómano, arrastrando a todos sus colaboradores directos para intentar aguantar su ritmo en medio de la hecatombe y su ya más que reamarcada locura, con lo que la Guarida del Lobo devino en una narcosala repleta de politoxicómanos que habían perdido el sentido de la realidad y de la guerra, y él se erige en más hitlerista que el propio Hitler, debido quizás al estigma "bolchevique" y que le persiguió el resto de su vida.

Freisler actuaba como juez, jurado y fiscal, lo que le daba un poder absoluto sobre el destino de los acusados. Se calcula que el 90% de las sentencias fueron de muerte y estaban determinadas de antemano siendo el juicio toda una farsa judicial. Entre 1.942 y 1.945 se calculan en más de 5.000 ejecuciones, de las cuales 2.600 al menos son directamente responsabilizadas a Freisler. Bajo su mando tenía más de 200 jueces inquisidores. A su desmadre de mandato se le bautizó como la "Corte Criminal Nacional-Socialista". 

Durante el juicio al Mariscal de Campo Von Witzleben, uno de los responsables del atentado fallido a Hitler, buscó la humillación constante impidiendo al acusado declarar con su dentadura postiza amén de sin el consabido cinturón. Fue condenado ese mismo día y ahorcado desnudo con una cuerda de piano en la prisión de Plötzensee. 

Durante una vista oral en Berlín, el 3 de febrero de 1.945, el juez Freisler recibió una intimidación por parte del procesado, el teniente Fabian von Schlabrendorff. El juez acusó al teniente de “perpretador” y que si de él dependiera, “lo fusilaría y lo mandaría directo al infierno“, a lo que el teniente le replicó que “con sumo gusto le cedía el paso”. Minutos después una bomba destruía la audiencia. Tras el polvo, confusión y desalojo se encontró al juez, fiscal y benefactor de la ‘ecuanimidad’ nazi, muerto bajo una columna dórica y con el expediente Schlabrendorff aún en la mano. El juez que prosiguió el caso contra el teniente acabó por declararle inocente por falta de pruebas.

Hitler ordenó que no se rindieran funerales de estado. Para él siempre sería “El comunista”. Fue una auténtica pena que éste "juez" muriera antes de los juicios posteriores a la guerra. Seguramente a él no le hubiera gustado que le aplicaran su misma "justicia".

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.


 

 

Sense Comentaris

Deix un comentari