Los locos guian a los ciegos

320
0

Escribe William Shakespeare al principio del acto cuarto de su obra El Rey Lear (1.605-1.606): “Mejor es estar así, despreciado y saberlo, que no adulado en el desprecio” dice Edgar, que se reencuentra con su padre, ya ciego, y le guía y cuida como un lazarillo. Gloucester, por su parte, reflexiona: “es el mal de estos tiempos, los locos guían a los ciegos”.

Lamentablemente para todos nosotros, nada ha cambiado desde entonces. “Los locos siguen guiando a los ciegos“. Que en pleno siglo XXI haya según qué dirigentes al mando de nuestros países es un auténtico disparate. Dirigentes que un día no muy lejano se van a tener que sentar en el banquillo de los acusados en diferentes tribunales europeos.

Que según qué dirigentes sean capaces de quebrar y privar de legitimidad a todas las instituciones que se les pongan por delante no hace sino corroborar “el estado puro de corrupción” en el que viven instalados estos personajillos. Convertir el “Sistema” en algo “monstruoso“, solo parece estar al alcance de ellos. Utilizar cualquier medio a su alcance, prensa afín, policía política, cloacas del estado, fiscalía y jueces, lo han convirtiendo en algo tan normal que ya es normal a nivel de calle. Intentar querer seguir dando la imagen de que existe división de poderes los hace aún más patéticos.

El “Sistema de corrupción” que han impuesto no solo empobrece sino que reprime e indigna al pueblo. El “Sistema de corrupción” crea inseguridad personal y jurídica, situaciones de la más total y absoluta indefensión. Sin que el pueblo se haya dado cuenta nos han llevado a un estado autoritario en el que “ellos” hacen y deshacen a su entera voluntad. Se pueden cargar impunemente “bancos“, con razón o sin ella, y si no saben hacerlo ellos ya se lo explicaran cómo se hace los americanos, cap problema. Si hace falta lanzar campaña tras campaña contra los señalados a dedo, pagando todos, se lanzan, que para eso el “Sistema” es rico. Sin contemplaciones. Sin reparar en gastos ni en lo que se diga. Ni si la información es relevante o no. La legalidad, la suya, es usada de forma arbitraria y desproporcionada. Todo vale.

Y si lo de los personajillos lo encuentro un total y absoluto disparate lo de sus adláteres, correveidiles y voceros en general me faltan palabras para descalificarlo.

Hasta ahora, cual lotería, les ha tocado a unos. Mañana será a otros. El siguiente puedes ser tú y, entonces, no te quejes.

 

 

 

 

Intenten ser felices.

 

Sense Comentaris

Deix un comentari