Vergüenza y pena, muchísima pena, per Juan Carlos Gaeta

Vergüenza y pena, muchísima pena, per Juan Carlos Gaeta

1332
0

Juan Carlos GAETA

– Vergüenza por todo lo acontecido a lo largo de estos 500 días.

– Vergüenza por cómo han llevado el tema BPA.

– Vergüenza por el comportamiento de algunas de nuestras autoridades.

– Vergüenza por el comportamiento de algunos de los representantes de nuestras instituciones.

– Vergüenza por las declaraciones realizadas por dos banqueros a un prestigioso periódico de USA.

– Vergüenza por todas aquellas personas que se han prestado a hacer de cómplices y/o colaboradores necesarios.

– Vergüenza por una oposición que ni está, ni se la espera.

– Vergüenza por las traiciones que algunos trabajadores de BPA han cometido con el resto de sus compañeros.

– Vergüenza por el abogado que ha olvidado la ética y la deontología.

– Vergüenza por las líneas editoriales de algunos medios nacionales.

– Vergüenza por el comportamiento de algunos periodistas oficialistas, más pendientes de su miserable salario del miedo que de lo que realmente ha estado pasando en éste País.

– Vergüenza por la mezquindad de demasiados actores de poca monta, escaso talante y talento.

– Vergüenza por el silencio de demasiados.

– Vergüenza porque el Señor Joan Pau Miquel siga privado de libertad y encerrado en La Comella.

– Vergüenza por cómo se ha tratado, y se está tratando, a afectados, clientes, trabajadores, directivos y propiedad.

– Vergüenza por el juicio “express” realizado en el ministerio de interior.

– Vergüenza por el cada vez más extraño comportamiento de la Justicia.

– Vergüenza por lo que se les ha consentido, y se les está consintiendo, a EEUU y a España.

– Vergüenza por haber tenido que escuchar en la calle comentarios tipo: “ya cansa todo este tema de BPA”.

– Vergüenza porque estos maestros de nada con anteojeras, cortos de vista y de pocas entendederas, nos estén llevando por extraños y peligrosos vericuetos, para volver a hacer nuevamente el ridículo, para que volvamos a ser el hazmerreír y el ludibrio del resto de naciones y para que una vez más se vuelva a verificar que nuestros gobernantes no son serios y hacen de nuestro País, un País bananero de cerrado y sacristía.

– Vergüenza por comprobar que la práctica política partidista del partido en el poder ha llegado a tal nivel de mezquindad y mercantilismo debido a que estos maestros de nada carecen de principios, de valores, y que han perdido con demasiada facilidad la ideología y filosofía que les llevó voluntariamente a dedicarse a la política.

– Vergüenza porque el financiamiento público ha desatado una lucha encarnizada por el poder; porque se pelea por los cargos públicos, por las canonjías, por las posiciones internas, por estar en nómina y por llegar a los cargos de elección.

– Vergüenza por el desprecio, la despreocupación, la falta de interés con la que nuestros gobernantes nos llevan tratando desde el minuto menos no sé cuál. En pocas palabras: les importa un bledo el bienestar de sus conciudadanos.

– Vergüenza por esta política tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta.

– Vergüenza por todos estos obtusos, loquinarios, botarates, gente impresionable, ligera y de poca chaveta, insufrible por su inepcia, injusticia, mezquindad o tontería.

– Vergüenza porque nos están intentando hacer entender que la diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes.

– Vergüenza porque se ha vuelto a demostrar aquello de que si se consigue que todos los tontos estén de una parte, se cosigue que les elijan para cualquier cosa.

– Vergüenza porque cada vez hay más gente que se deja “tentar” y estos maestros de nada conocen perfectamente los cada vez menos que no se dejan tentar.

– Y finalmente pena, muchísima pena, porque puede que, visto lo visto, la ciudadanía andorrana se merezca un Govern que les mienta constantemente y que no diga nunca la verdad. 

Andorra jamás volverá a ser lo que fue. Estos maestros de nada se la han cargado.

Qué amarga es la pena que nace de la vergüenza!!

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY